Páginas vistas en total

Translate

jueves, 30 de mayo de 2013

Un futuro muy prometedor


Pasar de 2.000 millones de habitantes, a finales del siglo XIX, a más de 7.000, a princios del XXI, es brutal, creo yo. Si el calentamiento global es cierto, está causado por un exceso de población, concrétamente por un incremento desmesurado de la clase media, progresión geométrica, en menos de 70 años, y su correnpondiente quema de hidrocarburos, emisión de CO2 entre otras muchas sustancias nocivas.
Si la economía mundial vuelve a crecer, algún día, a niveles de 2006, que no será así, el petroleo volverá a subir, de forma brutal, y volveremos a otra recesión. Como jamás será así, de nuevo, porque la población desarrollada ha crecido de forma desmesurada, y por lo tanto, evitarán un nuevo crecimiento desmesurado de la economía, bajando salarios, aumentando impuestos, y creando parados pepetuos, subsidiados, mínimamente; nuestros hijos y nietos pasarán hambre, en pocos años.
En 2006 el flujo de crudo ofertado comenzó a ser mucho menor que el demandado, por el crecimiento exponencial de la clase media, en todo el globo, con la consecuente subida de precios descomunal y el desencadenante de la 2ª gran depresión.Alcanzamos, aquel año, el pico máximo de producción de crudo posible, y nunca será mayor, por razones técnicas y económicas. Es el conocidísimo peak-oil.
Este desmesurado crecimiento de la clase media, global, es el responsable del cambio climático, la contaminación y el aumento de todo tipo de enfermedades. En este mundo no cabíamos más humanos, ya a principios del siglo XX, y es que desde fines del XIX al XXI hemos pasado de 2.000 millones de hab. a más de 7.000 millones.
No se está acabando el petroleo, pero hemos pasado de ser 1.000 millones de población desarrollada, a más de 2.000 millones, insostenible. En pocos años, sólo se podrán alimentar los ricos. El precio de los alimentos básicos subirá, graduálmente, de forma indefinida. A todo esto le añadimos el, estúpido, endeudamiento de familias, bancos y empresas, y el desenlace será inconcebible. Recordemos a Malthus.

P.D.: hay que tener muchísimos hijos, y decirles que tengan muchísimos nietos, aver que ocurre. :(